MUJERES DEL SUR

El proyecto tiene como objetivo deconstruir estereotipos, prejuicios e imágenes tradicionales sobre las mujeres migradas desde los países del Sur, que trabajan en el ámbito del hogar y los cuidados, para construir una ciudadanía zaragozana más inclusiva. Para ello se han previsto las siguientes actividades:

  • Elaboración de materiales de concienciación por las mujeres migradas integrantes de la Asociación de Trabajadoras del Hogar y los Cuidados de Zaragoza, para su utilización en el resto de actividades y con el propósito de fortalecer sus capacidades para la exigibilidad de sus derechos.
  • Sensibilización de población universitaria a través de la emisión de material de sensibilización y podcast en RadioUNIZAR (Universidad de Zaragoza).
  • Sensibilización de población adolescente a través de la elaboración de recursos educativos y pedagógicos.
  • Elaboración y difusión de una muestra fotográfica.
  • Campaña de comunicación.

El proyecto se ejecutará en colaboración con la Asociación de Trabajadoras del Hogar y los Cuidados de Zaragoza, y se cuenta con el compromiso de participación de RadioUNIZAR y del Centro Educativo IES Nuestra Señora del Carmen y San José.

HISTORIAS DE VIDA

 “En mi país participaba en las luchas por la defensa del territorio y al llegar a España he sido impulsora y parte activa de tres asociaciones, que junto a mi familia, son una parte fundamental en mi vida”

 “Los cuidados para mi son como la conexión con la tierra. Para mí cultivar y recoger los frutos es como el ciclo de la vida misma que empieza y termina. Si es con calidad siempre será mejor”

“El trabajo de cuidados es una constante en mi vida. Cuidar de las personas mayores,  cuidar a mis hijos  y cuidar en la distancia a mi familia, es una tarea muy difícil. A pesar de las circunstancias, mi mayor logro ha sido poder ver a mis hijos graduarse en este país”

“Mi primer trabajo fue en los cuidados y  lo hice a acompañada de mi hijo  y con ese primer ingreso, pude comprarle sus pañales”

“Los migrantes trabajamos para poder sobrevivir dignamente y ayudar en lo poco que podemos a nuestras familias, pero a veces con los salarios tan precarios no nos alcanza ni para cubrir los gastos mínimos de vida”

“Queramos o no, nunca dejamos de ser migrantes, sea interna o externa, de una u otra manera, con papeles o sin papeles, siempre nos tratan diferente” 

“Llevo 10 años ejerciendo la profesión en mi país y de repente saber que mis opciones de trabajo aquí sólo pueden ser limpieza y cuidados me entristece y molesta. Sobre todo porque el trabajo del hogar no es valorado socialmente”

“Después de ver morir a una persona pensé que no podría volver a cuidar más adultos, pero al contrario, se ha vuelto un reto para mi hacer que pasen bien sus últimos días”

“Yo siempre sentí que había nacido en el lugar equivocado. A veces lloro, porque siento la lejanía de mis hijos, pero sé que mi sitio está fuera de Paraguay. A mis 58 años quiero seguir conservando mi independencia”

“En este proceso de construcción colectiva en la Asociación, he aprendido junto a mis compañeras  a cuidar de mí misma. Porque nuestras vidas también importan”

“Llevo 20 años en Zaragoza, a pesar de mis estudios universitarios mi única oportunidad ha sido trabajar en el empleo del hogar y de los cuidados,  con toda la falta de reconocimiento y precariedad que esto supone”

”Salí en búsqueda de mejores oportunidades de trabajo y  de bienestar, pero me ha terminado costando mi libertad»

“Me he centrado en sacar adelante a mi familia y darle prioridad a pasar tiempo con ellos. Atender a otras familias a la vez que los míos ha sido un trabajo que ha necesitado doble esfuerzo, mucha atención y mucho cuidado”

EXPOSICIÓN

EN COLABORACIÓN CON